CARNES SOUS VIDE

Cómo conseguir la carne más sabrosa y tierna

Para nuestras preparaciones Slow Cook: Carnes cocinadas a baja temperatura durante muchas horas, muy, muy tiernas y sabrosas…

Pre calentar el horno fuerte a unos 225°C o 250°C. Retirar la pieza del envase y dejar sobre una bandeja apta para el horno, de dimensiones adecuadas (se recomienda dejar temperar la pieza unos minutos a temperatura ambiente antes de su preparación).

Introducir en el horno durante el tiempo y la temperatura señalados en la etiqueta de cada producto y dejar que se tueste (alcance un bonito color dorado) y esté caliente, aproximadamente unos 20 minutos.

La pieza estará lista para servir con las salsas y/o guarniciones que más te apetezcan. Para un resultado inmejorable, terminar nuestras Slow Cook en la brasa, esto le conferirá un bonito color tostado, un aroma a carne recién asada y un aroma a humo de parrilla que la hará deliciosamente irresistible.

Para las carnes con salsa

En sartén:
Calentar a fuego medio, trabajando la salsa para que quede a tu gusto. Puedes jugar con la densidad de la salsa y/o aromatizarla con algún licor, especias, hierbas, etc. para personalizarla y dejarla a tu gusto.

En horno:
Si lo que deseas es aportarle un tostado a la carne, la puedes voltear y conseguir el efecto asado por ambos lados.

En microondas:
Serían suficientes tres o cuatro minutos a una potencia de unos 700 W para calentar las raciones de nuestros estofados.

Una vez la preparación está caliente, emplatar y decorar al gusto.