Croquetas de erizo y kombu, de carabineros y ostras con crema de aka miso entre sus novedades.

Como apoyo al proceso de internacionalización, YATECOMERÉ S.L. tiene ayuda concedida por la Xunta de Galicia a través del Igape cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional en el marco del programa operativo Feder de Galicia 2014-2020, OT3 Conseguir un tejido empresarial más competitivo. Una manera de hacer Europa. Y precisamente una de las actividades cofinanciadas ha sido la participación de la empresa en Salón de Gourmets 2018 con un stand propio, siendo la primera vez que Yatecomeré participa de manera individual y que ha permitido dar a conocer la nueva imagen de la empresa y de su marca, así como el nuevo catálogo de productos HORECA que también ha sido cofinanciado por la ayuda mencionada anteriormente.

Yatecomeré no escatima esfuerzos en la innovación constante de sus platos preparados y en conquistar el paladar del consumidor. Su vocación es ayudar al cocinero, todo empezó por ahí pero cada vez piensan más en las cocinas de los hogares y en todo lo que pueden hacer por nosotros que cada vez tenemos menos tiempo para cocinar pero no por ello queremos renunciar a comer bien.

Por eso Yatecomeré no podía faltar a una cita tan importante como Salón de Gourmets. Estos días presentan su nuevo catálogo de platos preparados, envasados al vacío y prácticamente listos para consumir y todos los que se acerquen al stand de la marca en el pabellón 6, podrán ver y probar lo natural y fácil que es cocinar con Yatecomeré.

Sus croquetas artesanas tendrán un espacio destacado, elaboradas con leche y mantequilla frescas de Galicia y más de 30 sabores, entre las que destacan los sabores propios de la tierra como la centolla, el mejillón o el pulpo y novedades como las croqueta de erizo y kombu, croqueta de carabineros e incorporando croquetas sin gluten y para veganos. Pero esta no será la única sorpresa que presentarán en el Salón de Gourmets. En su búsqueda constante por unir lo mejor de nuestra gastronomía con la facilidad de su consumo y la combinación con otros sabores del mundo, darán a degustar otras especialidades como los mejillones tigre con chipotle y las ostras con crema de aka miso.

Pero Yatecomeré no se resume a croquetas y otros rebozados. Su andadura se remonta a 2010. En el Polígono Industrial de Ribadumia (Pontevedra) nació esta empresa con alma de artesanos de la cocina. El que ahora es su director general, Arturo Navas, era cocinero de profesión y decidió pasarse al otro lado para ayudar a otros cocineros, facilitar el día a día en la cocina, aunando los parámetros empresariales sin dejar de lado lo que más importa: la calidad de los platos. Y desde esa fecha, Yatecomeré no ha parado de crecer con una amplia gama de productos pensados para la restauración, teniendo como base las recetas de toda la vida pero siempre atentos a las tendencias internacionales.

La innovación y el desarrollo de productos es una constante que mantiene viva a la empresa y la hace soñar con un futuro en el que todos esteremos mejor alimentados. Ese es el fin de Yatecomeré y por eso además de servir a la restauración han decidido apostar también por el mercado de gran consumo con su propia marca y por nuevas vías de comercialización como la venta on-line. Croquetas, pasteles de pescados y mariscos y carnes para que el día a día de cualquiera sea más fácil y que en pocos minutos podamos sorprender a la familia o simplemente deleitarnos con una comida previamente elaborada por manos profesionales y envasada al vacío para que conserve todas las propiedades y con la garantía del mejor sabor.

Así es Yatecomeré, una empresa inquieta que apuesta por el sabor auténtico y que ha venido para quedarse en nuestros paladares.